Pterigión y su tratamiento


Las pingüéculas son crecimientos amarillentos que se localizan en la conjuntiva, normalmente se componen de proteínas, grasas y calcio. Por su parte, un pterigión es un crecimiento de tejido carnoso compuesto en su mayoría de vasos sanguíneos, este tejido, en algunas ocasiones, puede comenzar como una pingüécula.


El pterigión puede llegar a invadir la córnea, de manera más habitual en el lado más cercano a la nariz, aunque también puede afectar al lado externo del ojo o a ambos ojos.


Se cree que estos crecimientos alomarles en la estructura del ojo son causados por una combinación de factores ambientales que incluyen los rayos UV del sol, el viento y el polvo, por lo que la mejore manera de prevenirlo es:

  • Usar lentes de sol con filtro UV

  • Usar gafas protectoras en ambientes donde hay mucho viento o polvo

  • Usar lágrimas artificiales cuando tenga los ojos secos

El diagnóstico no suele requerir revisiones especiales y se confirma habitualmente con un simple examen físico de los ojos y los párpados.


Síntomas


Los síntomas de estos padecimientos puede variar en intensidad, sin embargo, la mayoría de las veces incluye los siguientes:

  • Enrojecimiento e hinchazón de la conjuntiva

  • Una mancha o protuberancia amarillenta en la parte blanca del ojo

  • Sequedad, picazón y ardor en los ojos.

  • Sensación de arena o gravilla en el ojo.

  • Visión borrosa

Tratamiento


En la mayoría de los casos no es necesario un tratamiento drástico o invasivo, ya que el uso de lentes de sol y lágrimas artificiales son suficientes para mantener las molestias a raya. En algunas casos se pueden recetar gotas oculares con esteroides suaves para calmar la inflamación en caso de que se presente.


Cirugía de pterigion


La cirugía del pterigion solo está indicada en los casos en que produce molestias severas, aumenta de tamaño (ocupando la zona pupilar), provoca un astigmatismo o compromete la visión. Si el pterigion no invade el eje visual, las posibilidades quirúrgicas de éxito inmediato son superiores al 95 %.


El procedimiento en cuestión se realiza bajo anestesia local, durante la cirugía, el ojo del paciente está abierto con un separador y se le protege la zona de la cabeza con un campo estéril, que no impide que pueda respirar y hablar con normalidad.


El procedimiento consiste en la escisión del pterigion y la colocación de una pequeña porción de la conjuntiva del mismo paciente sobre el lugar en el que se encontraba la lesión. Al finalizar, se colocan suturas absorbibles o adhesivos tisulares.


Complicaciones


Como toda cirugía, no está exenta de complicaciones, algunas de ellas son las siguientes:

  • Infecciones (0,05% de riesgo)

  • Pérdida de transparencia de la zona intervenida

  • Adelgazamiento de la córnea

  • Granuloma por cuerpo extraño

  • Cicatriz conjuntival hipertrófica

Asimismo, en un 10 % de los casos el pterigion puede reaparecer, en ocasiones, con mayor agresividad si la intervención previa no se ha realizado correctamente.


Postoperatorio

  • Después de la cirugía se ocluye el ojo del paciente con un parche, es normal que se sienta dolor y la sensación de un cuerpo extraño debido a los puntos.

  • El ojo en cuestión se puede destapar según la indicación médica, para la aplicación de antibiótico, antiinflamatorio y lubricante.

  • Es posible que el ojo permanezca rojo hasta un mes después de la cirugía mientras cicatriza el injerto que se colocó en la cirugía.

  • Se recomienda una semana de reposo, evitando ciertas actividades que pueden afectar el ojo.

  • Se puede mantener la dieta habitual.

  • La primera semana puede requerir el uso de lentes oscuros para salidas, para evitar fotofobia.

  • Según el caso, entre 7 y 15 después de la cirugía, se realiza la extracción de los puntos en consultorio.

  • El resultado de la cirugía se notará aproximadamente al mes de realizado el procedimiento.

  • Cuando el pterigion es muy grande, puede quedar una marca, una pequeña línea blanca, en su lugar.

  • La cirugía de pterigion NO es un procedimiento refractivo, por lo tanto, la agudeza visual no mejorará después de la cirugía.


Fuentes


Boyd K. (2022). ¿Qué es una pingüécula y un pterigio?. Extraído de: https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/pinguecula-pterigio


Jürgens I. (2020) El pterigion. Extraído de: https://icrcat.com/enfermedades-oculares/el-pterigion/


MediLine Plus (2020) Terigión. Extraído de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001011.htm


Oftalmo Abad (2021). Cirugía de Pterigion. Extraído de: https://www.oftalmoabad.com.ar/patologias/cirugia-de-pterigion/


IMO Instituto de Microcirugía Ocular. (s.r.). Cirugía pterigion con autoinjerto conjuntival. Extraído de: https://www.imo.es/tratamientos/cirugia-pterigion-con-autoinjerto-conjuntival/

Entradas relacionadas

Ver todo