Glaucoma


El Glaucoma es un padecimiento que puede causar la pérdida de visión de manera gradual y permanente ya que daña el nervio óptico ubicado en la parte de atrás del ojo. Esta enfermedad no presenta síntomas en las primeras etapas, por lo que la prevención a través de exámenes periódicos es fundamental para la detección temprana y tratamiento.


La única forma de saber si padeces de esta enfermedad es mediante un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas. Esta enfermedad no tiene cura, sin embargo con un tratamiento oportuno se puede detener el daño al nervio óptico y proteger su vista.


Causas


A medida que el nuevo humor fluye hacia dentro del ojo, el viejo humor acuoso debe drenarse en cantidades iguales. La presión ocular se mide en milímetros de mercurio, así como se mide la temperatura corporal con un termómetro que utilice mercurio. Una presión demasiado baja o demasiado alta puede dañar el nervio óptico y causar pérdida parcial o total de la visión. Si todas las fibras nerviosas mueren, esto lleva a la ceguera.


Tipos de glaucoma


Glaucoma de ángulo abierto. Es la forma más común de la enfermedad, se presenta cuando el ángulo de drenaje se mantiene abierto, pero la malla trabecualar se bloquea parcialmente, esto como consecuencia incrementará la presión ocular de manera gradual causando daños en el nervio óptico. Este proceso puede ser tan lento que el paciente puede perder la visión antes de saber siquiera saber si hay un problema.


Glaucoma de ángulo cerrado. Ocurre cuando el iris sobresale hacia adelante para estrechar o bloquear el ángulo de drenaje formado por la córnea y el iris. Como resultado, el líquido no puede circular por el ojo y aumenta la presión. El glaucoma de ángulo cerrado puede ocurrir repentinamente o gradualmente. Cuando ocurre de manera repentina se le conoce glaucoma de ángulo cerrado agudo y es una emergencia médica.


Glaucoma de tensión normal. En estos casos el nervio óptico se daña a pesar de que la presión del ojo se encuentra dentro del rango normal. No se sabe con exactitud la causa pero algunas explicaciones se relacionan con la sensibilidad del nervio óptico, la circulación sanguínea, depósitos de grasa en las arterias u otras afecciones que dificultan la circulación.


Glaucoma pigmentario. En este tipo de glaucoma los gránulos de pigmento del iris se acumulan en los canales de drenaje, ralentizando o bloqueando así el líquido que sale del ojo. En ocasiones, algunas actividades como trotar remueven los gránulos de pigmento y hacen que se depositen en la malla trabecular, lo cual provoca aumentos de presión intermitentes.

Sintomas

En el caso del glaucoma de ángulo abierto no suelen presentarse síntomas incomodos o dolorosos, solo se va presentando una perdida de visión gradual, comenzando por la lateral hasta llegar a la parte central.


En los tipos de glaucoma menos comunes los síntomas si pueden ser más evidentes e incluir:

  • Visión borrosa

  • Dolor de cabeza y de ojo

  • Náuseas o vómitos

Factores de riesgo


Debido a que es muy difícil hacer un diagnostico a partir de los síntomas, es importante tener claros los factores de riesgo y hacerse revisiones periódicas que puedan ayudar a detectar la enfermedad.

  • Presión intraocular alta

  • Tener más de 40 años

  • Ser afroamericano, asiático o hispano

  • Antecedentes familiares de glaucoma

  • Tener determinadas enfermedades, como diabetes, una enfermedad cardíaca, presión arterial alta o anemia drepanocítica

  • Tener córneas delgadas en el centro

  • Tener miopía o hipermetropía extremas

  • Haber tenido una lesión en el ojo o ciertos tipos de cirugía ocular

  • Tomar corticoesteroides, especialmente gotas oftálmicas, durante un largo tiempo

Diagnostico

En casos muy agudos de la enfermedad, el paciente puede sufrir dolor y perdida de visión y como consecuencia buscar ayuda de un especialista, esto puede facilitar su diagnostico, sin embargo en la mayoría de los casos esta enfermedad es crónica y silenciosa por lo que las personas que tienen factores de riesgo deben someterse a evaluaciones para descartarla o facilitar su diagnóstico precoz.


El diagnóstico del glaucoma se realiza mediante una exploración oftalmológica completa, dirigida a evaluar la presión intraocular, el estado del nervio óptico y la función del mismo.

Además de la exploración oftalmológica general, se realizan las siguientes pruebas:

  • Tonometría: análisis de la presión intraocular

  • Campimetría: exploración del campo visual

  • Exploración: de la papila y de la capa de fibras nerviosas mediante lámpara de hendidura.

  • Gonioscopia: exploración del ángulo de drenaje del humor acuoso.

TratamientoEste padecimiento no tiene cura, sin embargo el objetivo principal del tratamiento es conservar la visión y la calidad de vida del paciente. Actualmente, el tratamiento va dirigido a tratar la causa en los glaucomas secundarios y, en todos los tipos de glaucoma, a reducir la presión ocular.

El tratamiento principal es de tipo médico y consiste en la instilación de gotas en el globo ocular mediante colirios. Dichos colirios contienen diferentes fármacos que ayudan a disminuir la presión intraocular. Estos colirios pueden producir molestias leves en los ojos y en caso de usarse de manera incorrecta pueden agravar el padecimiento, por lo que es de suma importancia seguir las indicaciones médicas al pie de la letra.


El tratamiento con láser también es útil en el glaucoma. Existen distintos tipos:

  • Trabeculoplastia, adecuada para el glaucoma de ángulo abierto.

  • Iridotomía (pequeño agujero en el iris) e iridoplastia (grandes impactos que estiran el iris periférico y abren el ángulo). Se emplea en los glaucomas de ángulo cerrado.

  • Ciclofotocoagulación. Se emplea en pocos casos, solo en aquellos que no responden a otros tratamientos médicos o quirúrgicos.

Todas estas cirugías se realizan en régimen ambulatorio pero requieren de un estricto control postoperatorio y de un tratamiento que el paciente debe realizar en su domicilio. El éxito de la cirugía depende en gran medida de que el paciente cumpla con el tratamiento prescrito por el oftalmólogo.


Fuentes:

National Eye Institute (2022). Glaucoma. Recuperado de https://www.nei.nih.gov/espanol/aprenda-sobre-la-salud-ocular/enfermedades-y-afecciones-de-los-ojos/glaucoma Glaucoma Research Foundation (s.r.). ¿Qué es glaucoma?. Recuperado de https://glaucoma.org/informacion-sobre-glaucoma/que-es-glaucoma/ Gudgel D. (2018). La presión ocular. Recuperado de https://www.aao.org/salud-ocular/anatomia/la-presion-ocular Boyd K. (2021). ¿Qué es el glaucoma?. Recuperado de https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/que-es-la-glaucoma Mayo Clinic (s.r.). Glaucoma. Recuperado de https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/glaucoma/symptoms-causes/syc-20372839 Jürgen I. (2022). Glaucoma. Recuperado de https://icrcat.com/enfermedades-oculares/glaucoma/




Entradas relacionadas

Ver todo